Reflexiones de Dios

Por Mirian Guedes / hace 1 año / 0 Comentarios ».

¡Muchos Saludos a Tod@s! Hoy les tengo unas hermosas Imágenes de Reflexiones de Dios, ese ser Maravilloso Todopoderoso.

Que siempre nos guía hacia el camino correcto, somos nosotros los que decidimos no dejarnos orientar.

Puedes tener la seguridad que los planes de Dios son mejores que los nuestros.

Nosotros siempre pensamos en lo que queremos, y él piensa en lo que necesitamos.

Reflexiones de Dios para Compartir por Celular

Reflexiones de Dios 1

Reflexiones de Dios, porque aunque no comprendamos sus planes, confiemos en él.

Reflexiones de Dios 2

Nunca entenderemos que tenemos todo lo necesario para disfrutar la vida

Reflexiones de Dios 3

Dios siempre nos da la fuerza para el Próximo Paso

Reflexiones de Dios 4

Confiemos, aunque no entendamos… Eso es tener fe.

Reflexiones de Dios 5

Nos ocupamos de muchas cosas innecesarias, pero Dios siempre te acompaña.

Reflexiones de Dios 6

Tener fe ante las adversidades, Dios nunca olvida, sólo espera el momento correcto

Muchas veces ocurren cosas, y simplemente no sabemos la razón.

Sin embargo aprovecha cada ocasión para agradecer a Dios por las cosas buenas, porque nos ofrecen buenos recuerdos.

Y también por las cosas malas, ya que a pesar de las tristezas, nos brindan una profunda sabiduría.

Tenemos todo lo necesario para disfrutar de la vida.

Somos nosotros mismos quienes nos negamos las oportunidades por no tener fe, ni confianza.

Por eso disfruta cada día de tu vida, y no pierdas tu tiempo en cosas innecesarias, valora las cosas realmente importantes como el amor y la familia.

Espero que te hayan gustado estas hermosas imágenes de Reflexiones de Dios.

Debemos aprender a esperar, y a tener fe y confianza en que las cosas van a pasar de la mejor manera para nosotros, aunque en el momento no lo entendamos.

Te invito a descargar y compartir estas lindas imágenes, dale fe y esperanza a las demás personas.

Porque muchas veces nos dejamos abrumar ante las dificultades, y nos olvidamos que aún después de las peores tormentas, sale un hermoso y resplandeciente sol.